No hablamos el mismo idioma – Cómo se interconectan el lenguaje de las finanzas y el crecimiento de SocEnts

“Chévere” significa generalmente “fantástico, genial, impresionante” en español, pero no en todas partes. Por ejemplo, no es nada frecuente el uso del término “chévere” en España o puede encontrar gente en El Salvador que utilice “chivo”, o “chiva” en Costa Rica y “chido” en México para denominar lo mismo. Puede que incluso haya pedido un perrito caliente en Guatemala usando el mismo término. Por otro lado, en Cuba, Puerto Rico, Venezuela, Colombia y Ecuador, la gente también entenderá perfectamente a qué se refiere.

Los miembros de epNetwork se ahondan en los detalles para entender mejor como las finanzas influyen el crecimiento de su empresa.
 

En todos estos lugares se habla español y aunque el origen es el mismo, puede que en determinados casos la comprensión universal no esté asegurada. En alemán, mi lengua materna, tenemos el modismo “Das kommt mir Spanisch vor” que significa “no entender algo”. Los hispanohablantes utilizan una expresión similar “esto me suena a chino”, mientras que el equivalente en inglés es “it’s all Greek to me” (todo esto es griego para mí), utilizado en la famosa obra de Shakespeare La tragedia de Julio César.

“It’s all Greek to me” define perfectamente lo que deben haber sentido algunos de los participantes de nuestra formación regional #epOnsite sobre finanzas para emprendedores sociales. El objetivo de la formación, que forma parte de las actividades de aprendizaje y desarrollo dentro de la empowering people. Network, fue dotar a los emprendedores sociales de las herramientas para gestionar su negocio de una manera lucrativa. De hecho, tuve la sensación de que les estábamos exigiendo que aprendieran un nuevo idioma.

Activos, pasivos, liquidez, deuda, préstamos, estados de ingresos, capital paciente, garantía de capital y derivados son todos términos financieros/contables; tengo un máster en economía y todavía me pierdo con algunos de estos términos, y los conceptos detrás de ellos todavía me resultan más complicados. Además de tener que aprender el lenguaje común de las finanzas, también es obligatorio aprender el script de las finanzas: Microsoft Excel.

Aparte del lugar, nuestra formación me recordó mis primeras clases de economía en la Universidad.

Sin embargo, la ubicación era muy distinta. La Cosmopolitana: un centro agroecológico que ha convertido el campo en un maravilloso rancho con una increíble variedad de fauna y flora local, fue el lugar donde se celebró este epOnsite. Todo sucede aquí en armonía con la naturaleza y se devuelve al ciclo de la vida: los excrementos se utilizan como fertilizante para las plantas que a su vez sirven de alimento para todos los demás animales. Las plantas no se cosechan como monocultivos, sino que viven en simbiosis con la flora del entorno. El gerente de La Cosmopolitana y participante invitado en este epOnsite, Roberto Rodríguez, y su equipo tienen como objetivo educar a las futuras generaciones para que traten su entorno con respeto y lo disfruten de un modo sostenible.

Situado entre exuberantes palmeras, rodeado de pájaros tropicales y lagos cristalinos, resultaba extraño aprender aquí el árido lenguaje del sector financiero, sin embargo, nuestro sistema actual requiere que personas con objetivos de impacto como Roberto aprendan este lenguaje. El margen de beneficio de los emprendedores sociales en sus primeras etapas rara vez es suficiente para sostener su vida o sus operaciones, sobre todo porque todavía tienen que experimentar con su concepto de negocio o porque han invertido demasiados recursos en la creación de un beneficio social significativo. Sin embargo, son tenaces. Demasiado reticentes a alejarse de sus objetivos de impacto, pretenden acceder a otras posibilidades de financiación, lo que les hace dependientes del sistema financiero.

Los participantes de epOnsite tuvieron la oportunidad de explorar los hermosos terrenos de La Cosmopolitana.
 
Una de las muchas sesiones de grupo en este epOnsite donde el lenguaje común de las finanzas reunió a los miembros de epNetwork.
 

Es fácil culpar al sistema financiero (lo que a veces parece estar de moda), pero nuestra experiencia es que las personas que trabajan con finanzas se sienten cómodas comunicándose en su propio idioma. Para todos los demás, esto significa dedicar tiempo y esfuerzo a navegar por términos desconocidos o permanecer intimidados por ellos.

Trabajando como un negocio (social), es seguramente inevitable que uno use un enfoque analítico para entender sus ingresos y gastos; hablando con los emprendedores y/o inventores, se dará cuenta de que tienen al menos alguna idea sobre su concepto de negocio y su mercado. Puede que no lo tengan resuelto por completo, pero les sería de ayuda que pudiéramos dejarlos centrarse en sus objetivos de impacto en vez de estar atormentados con conceptos financieros complicados. Debería ser posible encontrar un punto a medio camino.

Estos empresarios de impacto social están tratando sinceramente de impactar en nuestras vidas y cambiar el sistema por uno mejor. Son idealistas que se proponen una meta casi inalcanzable, demasiado decididos para aceptar una situación que es injusta para los que les rodean. Por ese motivo aprendían con diligencia en este maravilloso escenario de La Cosmopolitana con las computadoras en sus regazos, agregando números a sus hojas de cálculo de Excel.

Después de todo, no es necesario hablar el mismo idioma para entenderse, como comprobamos con nuestros participantes latinoamericanos en Colombia.

David Hoffmann

David Hoffmann trabaja como director de proyectos en Siemens Stiftung. Es economista y geógrafo del desarrollo con un marcado enfoque en las nuevas empresas de tecnología social en regiones en desarrollo. Su principal interés es estudiar las barreras estructurales y financieras que les impiden lograr un mayor impacto social. Ha apoyado a empresas de reciente creación en todo el mundo en su proceso de estabilización empresarial y está constantemente buscando formas de apoyarlas en su proceso de cambio sistémico. David también es voluntario como coordinador de misiones de ayuda humanitaria en casos de desastre.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!
Confirmation requested
Our website uses the "Google reCAPTCHA" to prevent spam comments. Since you have not given your general consent to cookies, you must confirm that you want to comment and that you agree to allow cookies to be set and data to be transferred to Google.