La historia de TRIEX: nuestra travesía como empresa gestionada por empleados y propiedad de los mismos

Acerca de TRIEX y su fundadora, Ana Luisa Arocena

Con la creación de TRIEX en 2001, se hizo realidad el primer sistema para la gestión de residuos peligrosos en Uruguay. Desde la caracterización y el diseño del sistema, pasando por la recopilación, la clasificación, la segregación, los diversos tratamientos físico-químicos y de acondicionamiento y, hasta la distribución de los residuos a diversos centros, TRIEX es pionera en la gestión de residuos peligrosos para los que anteriormente no se tenían alternativas.

Detrás de todo este encomiable trabajo está Ana Luisa Arocena, fundadora y directora de TRIEX. Ana Luisa comenzó su carrera profesional como química farmacéutica. En 1996, inició su trabajo en la industria desarrollando un manual de gestión de residuos y formando una sólida red de empresas concienciadas con el medio ambiente.

Gracias al trabajo precursor de TRIEX en este sector, Uruguay ha podido afortunadamente desarrollar programas —contando con recursos e inversiones— para que otras empresas de gestión de residuos pudieran unirse a estos esfuerzos. Con el tiempo, se fundó una asociación como la Cámara de Empresas Gestoras de Residuos del Uruguay  (CEGRU), que se unió a la Asociación Internacional de Residuos Sólidos (ISWA). Y es precisamente el trabajo de emprendedores sociales como Ana Luisa y TRIEX el que ha allanado el camino para que esto sea una realidad.

Nuestra entrevista con Ana Luisa:

Ana Luisa (a la derecha) hablando con otros miembros de epNetwork durante el epWorkshop.

TRIEX ahora puede denominarse a sí misma como “empresa gestionada por empleados y propiedad de los mismos” ¿Qué significa eso, y cómo y por qué se produjo esta evolución?

Para nosotros en TRIEX fue una cuestión de necesidad convertirnos en una “empresa gestionada por empleados y propiedad de los mismos”. Y ahora la organización está compuesta por varios empleados que a su vez son propietarios/accionistas: los llamamos socios empleados. Esta reciente estabilización de la empresa tuvo lugar en 2018, cuando se produjo un cambio con uno de nuestros principales accionistas, que poseía el 70% de la empresa.

Con motivo de este cambio, hicimos una oferta a los empleados para convertirse en propietarios/accionistas de TRIEX, y a principios de 2018, más de la mitad había aceptado las nuevas y emocionantes condiciones. Con esa mayoría (al principio 10 socios empleados y actualmente 8), pudimos solicitar un préstamo especial para promover la colaboración y el desarrollo de empresas autogestionadas. En octubre de 2018, TRIEX había recibido este préstamo y pudimos seguir adelante con la actividad como una “empresa gestionada por empleados y propiedad de los mismos”.

¿Cómo afectó este proceso de reestructuración a su organización y a su negocio diario?

Aunque nuestras actividades diarias no han cambiado, ahora nos centramos más en los aspectos operativos de nuestro negocio. El desarrollo de los procesos logísticos está en marcha y, aunque todavía no disponemos de la infraestructura suficiente para ejecutar el negocio a la perfección, hemos alcanzado una fase de desarrollo interno óptimo. Una novedad en la empresa es la reunión semanal con nuestros socios empleados, en la que a nivel horizontal, examinamos los comentarios y las nuevas propuestas que posteriormente serán aplicadas por la dirección.

¿Qué se siente al tomar decisiones a nivel de grupo? ¿Qué desafíos plantea esta situación?

Con las asambleas de socios empleados estamos mejor posicionados para tomar decisiones bien fundadas, y esto es una sensación agradable. En lo que respecta al futuro, uno de nuestros principales retos será consolidar el negocio. No sólo queremos que la empresa funcione para alcanzar nuestros objetivos, sino que también queremos convertirnos en una organización estable.

A medida que avanzamos, prestamos mucha más importancia a los aspectos relativos a los recursos humanos en nuestra empresa. Queremos que nuestro lugar de trabajo sea un entorno que fomente el debate abierto, por lo que otro de nuestros objetivos principales ahora está centrado en nuestro capital humano. Establecer una cultura de retroalimentación saludable es a veces un desafío, ya que no es fácil mostrar las vulnerabilidades y debatir sobre los problemas, pero es algo que necesitamos implantar como aspecto básico ahora y en el futuro.

¿Le ha ayudado su experiencia en epWorkshop? ¿Podría trabajar en estos temas?

Desde luego que sí. Mis compañeros de epNetwork pudieron aportarme recomendaciones muy útiles en términos de inversión en la formación de los empleados y de cómo mejorar las habilidades de comunicación, aspectos ambos que se centran en el elemento humano dentro de nuestra organización. Con un renovado enfoque hacia los recursos humanos en TRIEX, entendemos que existen innumerables beneficios fruto de una comunicación positiva que no sólo ayudan a alcanzar nuestros objetivos, sino que también resaltan la importancia del trabajo que realizamos.

Las sesiones del epWorkshop fueron relevantes para todos los emprendedores sociales, independientemente de su enfoque.

¿Qué impresión tiene de los comentarios y consejos que ha recibido de otros miembros de epNetwork?

Realmente siento el apoyo de la epNetwork. No siempre se sale de reuniones como ésta con aportaciones concretas para enriquecer tu negocio, pero me alegra decir que los consejos recogidos en El Cairo han sido muy beneficiosos. También me sentí comprendida, y con el ajetreo de nuestro trabajo, es fácil olvidarse de nuestros logros y en lugar de ello sentirse vulnerable e inestable.

Un aspecto personal que me gustaría destacar es el apoyo que recibí de Gregor Schäpers de México (fundador de Trinysol) y Mauricio Gnecco Ortiz de Colombia (co-fundador de Amuy / Community Country Association). Gregor y Mauricio se ofrecieron a llamar regularmente por Skype a nuestros socios empleados para que pudieran practicar hablando sobre problemas, cuestiones, éxitos y cómo aceptar mejor las críticas. Es estupendo tenerlos como consultores “externos”, de hecho de eso se trata la verdadera tutoría entre iguales.

Estoy orgullosa de todo lo aprendido en El Cairo.

¿Cuáles son sus siguientes pasos concretos?

Siempre estamos buscando formas de mejorar. En TRIEX, nuestros próximos pasos incluyen encontrar a los socios empleados adecuados para que se involucren en nuestro negocio, invertir en mejores instalaciones, gestionar mejor nuestro flujo de caja, mejorar nuestras operaciones comerciales diarias y buscar al mismo tiempo formas de desarrollo y de que todos nuestros socios empleados participen en las actividades de Siemens Stiftung.

—————

Ana Luisa, le deseamos a usted y a TRIEX mucho éxito en Uruguay. Usted es un perfecto ejemplo de un miembro de epNetwork que realiza un gran trabajo en su campo.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *